Cada vez más y más organizaciones apuestan por integrar en cada uno de sus procesos productivos el cumplimiento normativo como estándar de su marca. Esta apuesta no sólo proporciona un valor añadido a los productos y servicios ofrecidos por la organización, sino que, además, es una garantía de gobernanza y cumplimiento con todos los grupos de interés con los que se relaciona. 

El Trade Compliance, es una muestra más de esta apuesta. Poder sistematizar, comprender y cumplir con las leyes y regulaciones que controlan la exportación e importación de bienes, productos, información y tecnología entre los distintos países puede llegar a suponer una gran ventaja competitiva, como es poder obtener la autorización de Operador Económico Autorizado (OEA).

Según el ICEX, un OEA, es un:

“operador económico de confianza, cumplidor, fiable para las operaciones aduaneras y que, según el tipo de autorización OEA que ostente, obtendrá ventajas en toda la Unión Europea en materia de simplificaciones aduaneras y facilidades de seguridad y protección”.

Existen dos clases de autorización OEA en función a los requisitos y beneficios que de ellos se deriven. Pero de una manera sintética sus principales ventajas son:

  • Procedimientos burocráticos simplificados;
  • Facilidades en materia de seguridad y protección;
  • Menos controles físicos y documentales.

Ambas acreditaciones son concedidas por autoridades aduaneras, pero es necesario cumplir con una serie de requisitos muy vinculados con el Compliance:

  • Un historial satisfactorio de cumplimiento de los requisitos aduaneros y fiscales, así como la ausencia de antecedentes por delitos económicos;
  • Un sistema adecuado de gestión de los registros comerciales y, en su caso, de los registros de transportes, que permita un control aduanero apropiado;
  • Una solvencia financiera demostrada;
  • En ocasiones, un nivel adecuado de competencia o cualificación profesional;
  • En ocasiones, unos niveles de seguridad y protección adecuados.

Salta a la vista que, el Compliance, resulta imprescindible para cumplir los requisitos exigidos. Además, implementar un modelo de prevención penal puede llegar a suponer un mecanismo para la exoneración de la responsabilidad penal ante un hipotético incumplimiento penal en el seno de la empresa y con ello, mantener la autorización de OEA al no haber sido condenado por delitos económicos.

UBT Legal & Compliance cuenta con servicios de Gestión del Cumplimiento Trade Compliance. Proporcionamos servicios de control, gestión y asesoramiento del cumplimiento en la normativa vigente para la consecución del estatuto de OEA.

Estos servicios se basan en la utilización de COMPaaS, aplicación de gestión del cumplimiento con Cuadro de Mando integrado y, en función de las necesidades del cliente.

Alejandro Chelle Perez, Abogado y consultor Legal