Con la entrada en vigor de la Directiva Whistleblowing, la implementación del canal de denuncias dentro de las empresas será algo imprescindible para el cumplimiento normativo. Esta Directiva de la UE, tiene como objetivo asegurar que cualquier trabajador de una organización pueda informar de las posibles infracciones o irregularidades de esta. En este sentido las organizaciones deben garantizar un instrumento que facilite esta revelación de información garantizando la confidencialidad del denunciante.

Ventajas de tener un canal de denuncias

Las organizaciones que tengan un canal de denuncias efectivo tendrán la ventaja de transmitir mejor la cultura de cumplimiento normativo entre sus trabajadores. Ahora bien, la implantación este canal de denuncias también supondrá un desafío para las empresas, por ello es necesario desarrollar una cultura de denuncia. ¿Cómo? Las organizaciones deben transmitir a sus trabajadores que la revelación de esta información no derivará en repercusiones negativas para los mismos, sino que, será algo positivo y constructivo. Debe ser una cultura basada en valores y buenas prácticas, que permita a los trabajadores sentirse seguros y escuchados y que permita a las organizaciones beneficiarse y evitar sanciones.

En esta línea, garantizar el anonimato del whistleblower es muy importante, puesto que de esta manera los trabajadores se sentirán más seguros y aumentará su inclinación a colaborar. Finalmente, las organizaciones además de garantizar la confidencialidad y anonimato deben asegurarse de que la comunicación y el canal de denuncias sea transparente y accesible para todos los trabajadores.

La implementación de un canal de denuncias será obligatoria tanto para el sector público, como para el privado (empresas de más de 50 trabajadores). Dicha Directiva estableció el plazo para que los Estados miembros establezcan las disposiciones reglamentarias, administrativas necesarias para su cumplimiento hasta el pasado 17 de diciembre de 2021. Sin embargo, para aquellas empresas de entre 50 a 249 trabajadores, tienen hasta el 17 de diciembre de 2023, para la puesta en vigor estas disposiciones reglamentarias y administrativas.

En UBT Legal & Compliance conocemos la complejidad que conlleva adaptarse a las diferentes actualizaciones normativas. Es por ello por lo que ayudamos a las empresas a cumplir plenamente con los nuevos cambios de la legislación vigente, garantizando la adecuada gobernanza. No obstante, no ofrecemos únicamente asesoramiento y acompañamiento en la implementación de canales éticos o de denuncias. Concretamente, también disponemos de una herramienta de desarrollo propio que cumple con todas las exigencias normativas

AGENDAR LLAMADA