Desde que se publicó la Orden HFP/1030/2021 el pasado mes de septiembre, comenzó lo que puede llegar a ser un cambio de paradigma en la gestión de fondos públicos. Esta Orden suponía la obligación de contar con medidas específicas para la gestión de riesgos de fraude, corrupción y conflictos de intereses en relación con los fondos NextGeneration enmarcados en el PRTR.

Ante esto, las distintas instituciones y entidades que van a tener un papel decisor o ejecutor en la gestión de estos fondos tienen la obligación de contar con un Plan de Medidas Antifraude (PMA). Ello supone muchos interrogantes, especialmente en lo que respecta a qué tienen que contener, y cómo se debe llevar a cabo este proceso.

Compaas Next Gen EU

Estas cuestiones son las que han propiciado la creación de la herramienta Compaas Next Gen EU. Este programa permite la correcta y sencilla gestión de nuestros riesgos de fraude, corrupción y conflictos de intereses en la administración de fondos europeos.

De esta forma, a través de ella, podemos gestionar todos los expedientes y tareas que surjan en la gestión de estos riesgos en relación con los distintos proyectos que llevemos a cabo, así como con los terceros que nos relacionemos. Con ello conseguiremos una trazabilidad de toda la actividad, y la posibilidad de generar informes automáticos en base a la evidencia registrada.

Funcionalidades de la herramienta

No obstante, no sólo permite una correcta debida diligencia en la gestión de cada proyecto y de cada tercero, así como la gestión de potenciales conflictos de intereses, sino que también facilita la evaluación de riesgos y aplicación de controles mitigadores.

Uno de los mayores retos que presentan estos PMAs es precisamente el correcto análisis y evaluación de los riesgos que presenten cada proyecto. Esto se debe a que este análisis será el punto desde el que deberemos partir para la correcta aplicación de medidas, una cuestión en la que muchas entidades e instituciones pueden gozar de poca experiencia.

A través de esta herramienta, llevaremos a cabo nuestra evaluación de riesgos haciendo uso de las indicaciones ofrecidas, para proceder a responder una serie de cuestiones en relación con los riesgos que pueden existir. Esto se llevará a cabo en relación con cada proyecto concreto, y nos generará una evaluación de riesgos automática.

Sin embargo, esto no acaba aquí, puesto que, una vez generada la evaluación del riesgo, nuestra herramienta nos recomendará controles específicos para reducir el riesgo concreto, así como el impacto mitigador que tendrá cada uno de estos controles.

Gracias a todo esto, este programa permite llevar a cabo un planteamiento proactivo, estructurado y específico para la gestión de estos riesgos, tal y como recomienda la Comisión Europea. Con ello, nos permite la adopción de medidas proactivas y proporcionadas que ofrecen una relación satisfactoria entre coste y eficacia.

Desde UBT Legal & Compliance hemos desarrollado esta herramienta en base a nuestra acreditada experiencia en el ámbito del Compliance. No dude en ponerse en contacto con nosotros para conocer más.

AGENDAR LLAMADA