(+34) 91 563 36 12 info@ubtcompliance.com

La Legalidad de Compartir Capturas de Pantalla en el Ámbito Empresarial

En la era digital, compartir información de manera rápida y efectiva es esencial para el funcionamiento diario de las empresas. Una de las formas más comunes de hacerlo es mediante capturas de pantalla. Sin embargo, esta práctica aparentemente inofensiva puede acarrear serias implicaciones legales, especialmente cuando se trata de datos personales o confidenciales de clientes y empleados. En este artículo, exploramos la legalidad de compartir capturas de pantalla en el entorno empresarial y cómo asegurar el cumplimiento de las normativas de protección de datos.

¿Qué Dice la Ley?

La legislación española y europea es muy clara en cuanto a la protección de datos personales. Según el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), los datos personales deben ser tratados de manera que se garantice su seguridad y confidencialidad. Esto incluye proteger los datos contra el acceso no autorizado y su divulgación ilícita.

Un caso reciente que ilustra las consecuencias de no cumplir con estas normativas es el de Allianz Compañía de Seguros y Reaseguros, S.A. En este caso, una empleada de la compañía compartió capturas de pantalla con datos personales de un cliente sin autorización, lo que llevó a la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) a imponer una sanción a la empresa.

Riesgos de Compartir Capturas de Pantalla

Cuando compartimos una captura de pantalla, podríamos estar divulgando información sensible sin darnos cuenta. Estos son algunos de los riesgos asociados:

  1. Divulgación de Datos Personales: Las capturas pueden incluir información como nombres, direcciones, números de teléfono o detalles financieros, lo cual está protegido por el RGPD.
  2. Exposición de Información Confidencial: Información estratégica o confidencial de la empresa puede verse comprometida.
  3. Violación de la Privacidad: Los empleados tienen derecho a la privacidad, y compartir capturas de pantalla sin su consentimiento puede ser una violación de estos derechos.

Buenas Prácticas para Compartir Información

Para evitar problemas legales, es fundamental que las empresas implementen una serie de buenas prácticas al compartir información:

  1. Revisar y Editar Capturas de Pantalla: Antes de compartir una captura, asegúrate de que no contiene información sensible o privada. Existen herramientas que permiten editar y borrar partes de la imagen.
  2. Políticas Claras y Formación: Establece políticas claras sobre el manejo y la protección de datos, y asegúrate de que todos los empleados están bien informados sobre ellas.
  3. Uso de Herramientas Seguras: Utiliza herramientas y plataformas que garanticen la seguridad de la información compartida, limitando el acceso solo a personas autorizadas.
  4. Autorización Previa: Siempre que sea posible, solicita autorización antes de compartir información que pueda ser sensible.

Casos Ejemplares y Consecuencias

El caso de Allianz es un ejemplo de cómo la falta de control y supervisión puede llevar a sanciones significativas. En este caso, una empleada compartió información sin seguir los protocolos adecuados, lo que resultó en una infracción del RGPD. La AEPD sancionó a la empresa por no implementar medidas suficientes para proteger los datos de sus clientes.

Conclusión

Compartir capturas de pantalla puede parecer una práctica rápida y efectiva, pero sin las precauciones adecuadas, puede resultar en serias implicaciones legales. Las empresas deben ser proactivas en la protección de datos personales y confidenciales, implementando políticas claras y asegurando que todos los empleados comprendan y cumplan con estas normas.

En UBT Compliance, estamos comprometidos a ayudar a las empresas a cumplir con las regulaciones de protección de datos y a proteger la información de sus clientes y empleados. Contáctanos para asegurar que tu empresa está en pleno cumplimiento con la ley y evitar cualquier riesgo asociado a la divulgación de información sensible.