Una de las secuelas más perniciosas de la pandemia producida por el virus COVID-19, es el grave deterioro que ha padecido la economía a nivel prácticamente global. Como iniciativa para contribuir a su restauración, en el marco de la Unión Europea se ha creado el programa Next Generation EU, aprobado por el Consejo en 2020.

El objetivo de este proyecto es fomentar la recuperación económica, con el foco puesto en el respeto al medio ambiente, la integración digital y la prevención y capacidad de adaptación en futuros retos.

A estos efectos, la Unión Europea ha configurado dos instrumentos. El Mecanismo de Recuperación de Resiliencia (MRR) está dotado con 672.500 millones de euros para inversiones y reformas públicas. La Ayuda a la Recuperación para la Cohesión de los Territorios de Europa (REACT-EU), con 47.000 millones de euros orientada a la reparación de los daños sociales y económicos.

No obstante, uno de los factores que condicionan el acceso a los fondos europeos es contar con un plan de medidas antifraude. Así se contempla en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR), que recoge la propuesta española para gestionar adecuadamente el capital.

Gestión financiera y el Plan de Medidas Antifraude

La finalidad reside en permitir la aplicación del principio de buena gestión financiera, a través de la prevención, detección y corrección del fraude, la corrupción y los conflictos de intereses.

Para el correcto funcionamiento del plan de medidas antifraude, es necesaria una elaboración a medida, teniendo en cuenta el contexto de la organización que lo va a implementar, ya que sólo así será realmente eficaz. La apreciación de las características particulares permite aumentar la precisión de la identificación, análisis y evaluación de los riesgos. Lo anterior se traduce, consecuentemente, en una gestión más eficiente de los mismos.

Es necesario que contenenga información como el organigrama, roles y responsabilidades de la entidad, o quiénes son los destinatarios del plan. También, debe definir y estructurar los procedimientos y herramientas para prevenir, detectar, corregir y perseguir la corrupción, el fraude y los conflictos de intereses.

Nuestra nueva herramienta, Compaas Next Gen EU, inspirada en la metodología europea de análisis de riesgos de fraude, proporciona los medios necesarios para la gestión eficaz de los riesgos en este ámbito. Cuenta con funcionalidades de extrema utilidad como la automatización de recomendación de controles y análisis de riesgos, o de la elaboración de informes. Ello permite obtener y recopilar evidencias, así como disponer de trazabilidad.

Para obtener más información, no dude en contactar con nosotros a través del email info@ubtcompliance.com.

AGENDAR LLAMADA