Este año 2022 España finalmente se ha puesto manos a la obra con la transposición de la Directiva 2019/1937, es decir, la directiva Whistleblowing. No obstante, los canales de denuncia no tienen que ser percibidos únicamente como una obligación para determinadas personas jurídicas. También suponen una gran oportunidad para mejorar la eficiencia y reducir las pérdidas de una organización.

Esto es precisamente lo que refleja el informe “Occupational Fraud 2022: A Report to the Nations”. Este documento ha sido publicado por la Association of Certified Fraud Examiners (ACFE), una de las principales entidades en la lucha contra el fraude.

De esta forma, destacan los siguientes datos:

  • Las alertas de empleados es el principal método de detección de fraudes dentro de las empresas, triplicando al segundo.
  • Las plataformas de canal de denuncias ya han sobrepasado como método a los canales telefónicos. Además, hay que tener en cuenta la mejor trazabilidad que ofrecen.
  • Las empresas analizadas que tenían canal de denuncias tuvieron respecto a las que no tienen, como media, la mitad de pérdidas por fraude.
  • Las empresas con canal de denuncias detectan antes los incidentes de fraude, y su investigación dura, como media, hasta seis meses menos.

Los casos de fraude analizados proceden de hasta 133 países distintos, y de 2.110 casos provenientes de muy distintos tipos de empresas.

Por tanto, los datos muestran que los canales de denuncias constituyen uno de los pilares maestros en la lucha contra el fraude dentro de las empresas. No obstante, para implantarlo es clave contar con el apoyo de expertos que permitan la mayor eficiencia posible.

Desde UBT Legal & Compliance somos especialistas en compliance, incluyendo dentro de nuestras funciones el asesoramiento, la instalación de estos canales, con una plataforma propia. Además, también somos expertos en la realización de investigaciones fruto de estas incidencias

AGENDAR LLAMADA