A raíz de la invasión de Ucrania, la Unión Europea ha aprobado unos paquetes de sanciones internacionales contra Rusia. Estas sanciones se unen a las ya existentes, impuestas en 2014 a raíz de la anexión ilegal de Crimea.

La UE aplica diferentes medidas restrictivas; diplomáticas, individuales, a las relaciones económicas con las zonas de Crimea, Sebastopol, Donetsk y Luhansk, sanciones económicas, a medios de comunicación y restricciones a la cooperación económica.

Nuevas medidas internacionales

Las nuevas medidas financieras internacionales destacan por la creación de un nuevo régimen de sanciones; por extender la lista de personas físicas y jurídicas bajo el régimen de sanciones y ampliar las sanciones económicas.

Las medidas restrictivas individuales persiguen la inmovilización de bienes y restricciones de viaje a un total de 680 personas y 53 entidades. Específicamente, la UE presenta entre estas restricciones sanciones individuales contra Vladimir Putin, Serguéi Lavrov (Ministro de Exteriores de Rusia) y los miembros de la Duma Estatal Rusa.

Sanciones económicas

En cuanto a las sanciones económicas, las nuevas medidas de febrero incluyen la restricción al acceso de Rusia a los mercados y servicios financieros de la UE, así como la prohibición de la utilización del sistema SWIFT para siete bancos. La restricción del sistema SWIFT es una de las medidas más severas para Rusia, ya que complica sobremanera la capacidad del país para realizar negocios transfronterizos, al impedir a estos siete bancos el acceso a los mercados internacionales. Cabe destacar que en la lista faltan los principales bancos que manejan las transacciones de gas y petróleo rusos, ya que los países de la UE siguen comprando a Rusia estos recursos.

Estas medidas suponen una obligación para todos los agentes que operan en la UE. En España, el incumplimiento de las obligaciones puede ser constitutivo de infracciones según la Ley 10/2010, de 28 de abril; de prevención del blanqueo de capitales y de la financiación del terrorismo y la responsabilidad por el incumplimiento puede suponer la aplicación las sanciones previstas en dicha ley.

En UBT Legal & Compliance conocemos la complejidad que conlleva adaptarse a las diferentes actualizaciones normativas. Es por ello por lo que ayudamos a las empresas a cumplir plenamente con los nuevos cambios de la legislación vigente, garantizando la adecuada gobernanza.

AGENDAR LLAMADA