Aparentemente, sí. El reciente caso ´Wannacry´ no invita al optimismo al respecto, después de que un fragmento de ‘software’ haya sido empleado para ‘secuestrar’ los archivos de cientos de miles de empresas para posteriormente pedir su ‘rescate’ a los usuarios a cambio de una suma de dinero. Varias empresas, hospitales e incluso entidades gubernamentales se han visto obligadas a paralizar parcial o totalmente sus operaciones tras haber sido infectadas.

De hecho, el 17 de mayo de 2017, tras la primera y masiva oleada de secuestros de activos empresariales, las autoridades chinas anunciaron el descubrimiento de una nueva mutación del virus que en el mejor de los casos se esperaba que pudiera ser controlado en las próximas semanas.

Se estima que alrededor de 179 países y unos 230.000 ordenadores se han visto afectados por el que hasta ahora es el mayor ciberataque en términos globales, según informa el diario oficial Global Times.

AGENDAR LLAMADA