Crypto Eats es la historia de una empresa cuya duración de vida no fueron más de 30 minutos y con la cual alguien consiguió estafar unas 500.000 £. Esta estafa se basó en robar el dinero a incautos que decidieron invertir en la compra de monedas online de la aplicación digital Crypto Eats. Actualmente la policía británica todavía está a la búsqueda del fantasma que está detrás de todo.  

Lo que hace peculiar a la estafa de Crypto Eats es que es la primera que ha sido únicamente posible gracias a las redes sociales, influencers y por supuesto internet.  Un proyecto el cual aparentaba de éxito garantizado. La startup se centraba en repartir comida a domicilio, la cual se podía pagar mediante cryptomonedas.  

La primera etapa de la estafa consistió en utilizar diferentes medios de comunicación de internet; los cuales aseguraban que en cuanto Crypto Eats entrase en el mercado, alcanzaría los 16.600 millones de facturación (cifra comparable a grandes empresas de este sector como Deliveroo, Glovo o Uber Eats).  También anunciaron que ya contaban con grandes inversores y acuerdos con grandes marcas de restauración como McDonald’s.  

La elaboración de la estafa era tal que hasta se inventó a un supuesto CEO apodado Wade Phillips. Aunque una vez comenzada la investigación quedó claro que este CEO de éxito nunca existió.  Pero la principal característica más novedosa de esta estafa fue que decían ser “el primer paso para permitir a la gente utilizar sus criptodivisas en el mundo real”. Gracias a ello mucha gente creyó que podrían competir contra las grandes multinacionales de este sector. Utilizando tecnología blockchain (es decir un monedero de criptomonedas). 

Paralelamente a la campaña publicitaria, Crypto Eats financio a un gran número de influencers y famosos para dar a conocer su marca. Días antes de su lanzamiento, se organizó una fiesta con todos estos influencers para poder llamar aún más la atención en las redes sociales. 

Crypto Eats es un claro ejemplo de las futuras estafas; a la que los órganos de seguridad nacional e internacional tendrán que hacer frente en un futuro no muy lejano. La utilización de redes sociales, influencers y cryptomonedas entre empresas está cada vez más a la orden del día. Por ello cada vez es más necesario estar preparado contra posibles estafas de este tipo.  Desde UBT Legal & Compliance ayudamos a las empresas a mitigar estos riesgos.

Javier Tena Lazaro

AGENDAR LLAMADA