¿A qué riesgos estamos expuestos en caso de usar las criptomonedas como nueva forma de intercambio monetario?

La semana pasada salió a luz que El Salvador se había convertido en el primer país del mundo en aprobar el bitcoin como moneda de curso legal, conviviendo así con el dólar estadounidense. No obstante, esto ha venido acompañado de polémicas y escepticismo.

Antes de analizar los riesgos que conlleva, es necesario comprender una de las características estructuras esenciales que les diferencian. Más allá de que las criptomonedas tengan un formato exclusivamente virtual, hay que tener en cuenta que tienen un carácter:

  • Descentralizado y no está controlado por ninguna institución financiera.

Esto puede ser entendido como una fuente de mayor libertad, pero también conlleva una exposición a riesgos mayor.

Riesgos de las criptomonedas en el ámbito el compliance y el blanqueo de capitales

Para hacer el bitcoin más accesible y ágil a las transacciones cotidianas, existe el mecanismo del uso de la red Lightning. Pero esta conlleva una mayor exposición a fraudes online y ataques maliciosos. De esta forma, habrá que ser cuidadoso con los riesgos penales de fraude y delitos informáticos.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que otra de las características de las criptomonedas.

  • Es su volatibilidad, frente a la estabilidad que proporciona el dinero fiduciario.

Es decir, en caso de que nuestra entidad lleve a cabo un importante número de transacciones de alto valor, podríamos estar expuestos a un delito de insolvencia. Si bien, esto también dependerá de la evolución que experimenten cada criptomoneda.

Uno de los problemas dónde se ha puesto el ojo del huracán es el blanqueo de capitales. Esta mayor libertad en el uso del bitcoin genera un atractivo importante para sujetos que estén buscando blanquear su dinero. El hecho de que cualquier negocio en este país esté obligado a aceptar bitcoins como moneda de cambio implica un mayor riesgo. Esto es debido a que, al no haber control sobre esta moneda, cuanto mayor sea el uso de dinero negro dentro de operaciones cotidianas, más fácil será conseguir su desligamiento de su origen ilícito.

Además, es preciso mencionar que este artículo tiene un carácter meramente introductorio en esta temática, cuando no ha pasado ni un mes desde esta noticia. Durante los próximos meses será interesante estar atentos a la evolución de estos riesgos y a la posible aparición de otros que no hayamos tenido en cuenta.

En conclusión

Frente a la tendencia seguida por parte de potencias mundiales como Estados Unidos o la Unión Europea, dónde la apuesta sigue siendo el uso de dinero fiduciario, están surgiendo noticias disruptivas, especialmente en Latinoamérica.

El Salvador está sirviendo como laboratorio socioeconómico. Sobre el cual todo el mundo estará atento para ver los efectos originados a raíz de esta formalización del bitcoin. De esta forma, podremos tener un conocimiento más “real” de la evolución de los riesgos en materias como el compliance o el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo.

Alfonso Martinez, Departamento de Compliance

AGENDAR LLAMADA