En el ámbito de la prevención del blanqueo de capitales y financiación del terrorismo los procesos de mejora continua resultan fundamentales. Las nuevas técnicas de blanqueo capitales (criptoblanqueo, juegos online…) suponen nuevos desafíos en la lucha contra la prevención del blanqueo de capitales. La medición de resultados a posteriori, a través de KPI´s (Key Performance Indicators), no resultan suficientes para evitar el blanqueo. En consecuencia, el GAFI y el Grupo Egmont UIF han elaborado un documento con los KRI´s (Key Risk Indicators) más relevantes en relación con operaciones comerciales. Los indicadores de riesgo están diseñados para mejorar la identificación de actividades sospechosas asociadas al blanqueo de capitales.

“Lo que no se mide, no se puede mejorar”. William Thomson Kelvin, físico y matemático británico.

Diferencias entre KPI´s y KRI´s

Los KPI´s, tienen como objetivo medir el nivel de éxito en un proceso y mostrar la efectividad de éstos en relación a un objetivo. Estos indicadores, claramente de carácter deductivo, aportan una información pasada al cuadro de mando. De esta forma, una de sus funciones es controlar la eficacia operativa con el fin de poder detectar y proporcionar señales de alerta.

Por otro lado, los KRI´s sirven para medir la probabilidad con la que se puede materializar un impacto de un evento de riesgo. Su carácter es preventivo, validan de forma continua la estrategia de riesgos con la que se alinean, por lo que es una forma dinámica de reforzar o cuestionar las decisiones estratégicas de la organización.

Indicadores de riesgo para Blanqueo de Capitales: GAFI/Egmont Group

Los KRI´s que presenta el GAFI y Egmount Group proceden de una muestra recibida por ambos organismos. Está lista no se trata de una lista concluyente ni limitada a indicadores relativos al blanqueo por medio del comercio. Además, se recomienda, antes de utilizar estos indicadores familiarizarse con el informe sobre TBML del GAFI/Egmont de 2020.

Algunos de los indicadores propuestos en el documento son:

  • Períodos inexplicables de inactividad de la organización;
  • La organización mantiene un número mínimo de personal en activo, incoherente con su volumen de productos comercializados;
  • El nombre de una entidad comercial parece ser una copia del nombre de una empresa conocida o es muy similar a ella;
  • La organización muestra sistemáticamente márgenes de beneficio excesivamente bajos;
  • Los contratos, facturas u otros documentos comerciales contienen descripciones vagas de los productos de los productos comercializados.

UBT Legal & Compliance  proporciona un asesoramiento completo en materia de prevención de blanqueo de capitales y financiación del terrorismo, ayudando de esta manera a reducir los riesgos de incumplimiento en la labor cotidiana de los sujetos obligados.

Alejandro Chelle, abogado y consultor experto en Compliance, Blanqueo de Capitales y Protección de Datos.

AGENDAR LLAMADA